LIBRE ERES Y EN LIBRE TE CONVERTIRÁS

 
El hombre nace en la libertad, no sé de donde venimos pero si sé que nuestras células, en inicio crecen libres. Cuando  llegamos a la vida, comenzamos a ser apresados por sentimientos, pensamientos, argumentos, modas, estereotipos y según crecemos nuestras creencias nos encierran, la sociedad pensante nos ancla a cánones, formas y maneras.
Sin embargo la naturaleza es libre porque sólo ES, en ella todo tiene sentido y nada es pensado, no hay estandares, no hay cánones, no hay modas, sólo se es, se es uno.
Cada vez más, para mí, la palabra LIBERTAD tiene más y más significado, más y más peso, más y más fuerza porque es libre como el hombre nace y es libre como el hombre debe vivir y morir, es así como todo lo vivo está en su naturaleza.
Libre para reír, libre para llorar, libre para amar, libre para sentir, libre para pensar y libre para SER.
Siempre observo la naturaleza, porque en ella todo está en su lugar, todo es como debe de ser, el animal y la planta siempre son  libres  (al menos antes de que el hombre quisiera «mejorar» todo lo que le rodea). Los seres vivos sólo SON, no viven pensando lo que deben hacer para que el mundo sea «mejor».
De la libertad venimos y a la libertad llegamos, el final como al principio.
Autor: Diana Nieto Blázquez/Diseño: Diana Nieto Blázquez

 

Diana Nieto Blázquez © Copyrigh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.