HISTORIA DE UN REGALO ORIGINAL-ARTESANÍA

Un regalo original. Artesanía del corazón.

En esta singular Navidad, mi amiga Marta, un Alma luminosa, quiso hacer un regalo  muy  especial. El regalo comenzó meses antes de Navidad, cuando Marta lanzó la siguiente pregunta a sus seres queridos, resume en dos frases, ¿qué quieres mejorar en tu vida?, con ello les  invitaba a reflexionar y mirar en su interior.  Y ahí empezó  la magia y el regalo, las personas que recibieron “LA PREGUNTA”, primero,  comenzaron a reflexionar repitiéndosela mentalmente, pero luego fueron más allá,  quizás  una respiración profunda las llevó al otro lado de su mente, donde los sentimientos y el Alma habitan y comenzaron a ESCUCHARSE y a SENTIR, buceando en su interior, encontrando la consciencia. A partir de esa conexión con su interior ellos mismos comenzaron a construir su regalo, materializando  su SENTIR en forma de palabras.

El regalo original, ya había comenzado a crearse, ahora sólo había que darle forma.

Tiempo atrás  Marta ya me había comentado su idea para este regalo especial, en su día, se  había fijado en unas  pequeñas rodajitas de madera, que yo había decorado con palabras, a modo de mantra inspirador para ayudar durante el confinamiento. Ella lo había visto claro, quería dar un paso más y me propuso  plasmar en aquellas rodajas de madera las  frases llenas de energía y empuje que cada uno de sus amigos y familiares crearía.  Así cada rodaja  tendría dos frases escritas con el color apropiado a la idea del «mantra»,  teniendo en cuenta que los colores  influyen en los estados de ánimo tal y como está demostrado científicamente y tal como recogen  diversas vertientes espirituales orientales. A la frase y color, había que añadir que cada rodaja iba decorada con motivos vegetales (si uno se pone a investigar, resulta que hay una planta para cada cosa) y eso nos llevó a que dichos motivos fueran en consonancia con la intención a transmitir, dándole más fuerza, para que el inconsciente grabara más fácilmente la idea (una programación neurolingüística potenciada).

Así que recopile las frases que Marta había recolectado, cogí mis pinceles, mis pinturas, mis libros sobre mandalas (para recordar “el poder de cada color”), mis humildes referencias de botánica popular y me puse a meditar, a meditar pintando y bueno creo que salieron cosas bonitas, aquí os dejo algunas fotos.

Y esta es la historia de un regalo original, creado entre todos  desde el corazón.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.